martes, 4 de mayo de 2010

Literatura Infantil y Juvenil

Universidad Pedagógica Experimental Libertador

Instituto Pedagógico de Caracas

Coordinación General de Estudios de Postgrado

Subprograma de Especialización en Lectura y Escritura

Curso: Literatura Infantil y Juvenil

Profesora Norma González Viloria

Participante: Profesor Reynaldo Cedeño

Cohorte: III – 2009

¿Para qué sirve la literatura dirigida a niños y jóvenes? La respuesta no ha sido siempre la misma, y aún anda por caminos confusos, sin embargo la duda que ello ha generado si condicionó los diferentes textos que producen los adultos que escriben para este público.


Aunque no hay una claridad en cuanto a que es la literatura para niños y jóvenes si existen unas demarcadas funciones de este tipo de libros y cómo estas ayudan a la comprensión de esta corriente literaria. del hábito lector en este publico determinado. En esta línea la autora Colomer, (1999) demarco tres funciones: iniciar el acceso al imaginario colectivo, desarrollar el aprendizaje de los modelos narrativos y ofrecer una representación articulada del mundo.


El acceso al imaginario colectivo. Todo aquello en lo que se fundamenta la literatura en general, símbolos, mitos e imágenes que son utilizadas como esquemas para entender el mundo y las relaciones con las demás personas. Se entienden que estos modelos son universales y por ello se califican de colectivo. Algunos de los emblemas de las historias o cuentos para niños representan en varias partes lo mismo sin embargo la literatura recrea las historias y con ello se construyen nuevos significados que a su vez se configuran dentro del colectivo, lo que genera una ganancia que beneficia a todos.


Los niños y jóvenes tienen acceso a cuentos populares y con este goce pueden comprender la experiencia cultural y como esta comprensión inicia el conocimiento de su cultura, incorporando formas nuevas a su dialogo con el contexto. El acceso por parte de los niños al imaginario colectivo no cesa de crecer y se ve altamente favorecido por el aporte de los cuentos tradicionales y la oralidad, cuando estos elementos de orden folklóricos, sociales o religiosos son reconocidos por los lectores, niños y jóvenes, seguro los reconocerán tanto en la oralidad como a lo largo de toda su experiencia lectora en cada una de las reutilizaciones que se harán de ellos.


Cuando se lee literatura, se aprende de un modo distinto a como se hace en el aula, el ímpetu educacional de las novelas, los cuentos, las sagas, entre otras, radica en la posibilidad de establecer un nuevo punto de vista sobre el mundo ya conocido, en otras palabras recrear un mundo desde otro descrito en letras y/o imágenes que sin lugar a dudas serán incorporadas a su cultura y forma de conocimiento del mundo, además ha de ser considerado un aporte psicológico en la construcción de la personalidad


La segunda función es el aprendizaje de los modelos narrativos y poéticos, la literatura infantil da por supuesto que el de El acceso al colectivo esta demarcado también por la tradición oral considerando que en este sentido es la palabra lo que confiere acción


La definición de lo que son los libros dirigidos a niños y jóvenes está todavía en búsqueda de consolidación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario